http://www.toppiezascoches.es
Málaga Digital

Sara Gutiérrez, directora de 'Yo la busco': “El doblaje es una castración interpretativa y narrativa”

 
Sara Gutiérrez, directora de 'Yo la busco' LM Gómez Pozo

Álvaro G. Torreblanca | Cultura

28/04/2018 00:00

El Festival de Málaga se ha convertido en una puerta hacia el mundo de la industria cinematográfica para Sara Gutiérrez. La joven directora catalana ha estrenado en Málaga su ópera prima como directora titulada ‘Yo la busco’, que ha conseguido hacerse con el Premio Movistar+ a la Mejor Película de ZonaZine. El film está protagonizado por Laia Vidal y Dani Casella (Premio Biznaga de Plata al Mejor Actor de la sección ZonaZine).


¿Cómo nace la idea de ‘Yo la busco’?

Surge dentro de un proyecto de la Universidad Pompeu Fabra. Nos apetecía contar una relación de amistad entre un hombre y una mujer heterosexuales, que sentimos propia, y que apenas vemos representada en ningún sitio. Nace de reconocer en un círculo cercano ciertas maneras de convivencia y de relación que son inclasificables y que abarcan muchos tipos de relaciones en las que el amor y la amistad son absolutamente poliédricas.


¿Qué ha llegado a ser lo más complicado del proceso de rodaje?

Dani Casellas y Laia no son actores y tienen en la vida real una relación de amistad de verdad. En el momento en el que les escogemos para ser protagonistas eso marca ya un tono muy concreto. Entonces, para mantener esa tonalidad tan natural nos obligaba a que el resto del elenco fuera igual porque en cuanto trabajas con alguien o en un espacio que está más impostado, enseguida se va ese tono natural. Y fue muy complejo el mantenerlo.


¿Entonces, ha sido intencionada la elección de estos actores?

Sí, por supuesto. Nosotros partíamos de la intención de contar esta historia, entonces teníamos planteado el hilo narrativo y encarados los personajes. Por tanto, en el momento en el que encontramos a Dani, le dijimos que nos presentase a su mejor amiga y buscábamos, no solo que funcionaran individualmente, sino también en la propia relación. De hecho, el guión nació con ellos y la historia tiene mucho de ellos.


¿Hay alguna escena especial para la directora?

Depende mucho del momento. A mí, personalmente, a la escena del kebap le tengo mucho cariño por cómo se rodó y ahí los personajes me parecen encantadores. Además, es un momento en el que le veo a Max algo muy bonito, como un niño.


La película cuenta con partes en castellano y catalán, ¿ha habido planteamiento de doblarla al completo en algún idioma?

No, para nada. No es una cuestión de catalán y castellano sino que el doblaje me parece algo aberrante. Es un lastre que tenemos en este país. El doblaje es una castración interpretativa y narrativa.


¿En qué momento decidís presentaros al Festival de Málaga?

En todos los momentos. En cuanto terminamos un primer montaje y le vimos potencial, Málaga siempre ha sido la primera opción y estoy encantada.


¿Qué percepción se tiene desde fuera del Festival?

Me da la sensación de que es un Festival que tiene mucha energía y que está muy vivo en las calles pero, a la vez, encuentro que falta un poco de enganche con la gente de la propia ciudad, es decir, la gente vive el Festival pero me da la sensación que solo desde fuera para vivir el ambiente, y parece que no va a ver las películas. Cuando estás en Málaga notas que está pasando algo y que la gente pregunta y habla, pero hay que dar ese paso a que los malagueños consuman cine. Un festival como el de Málaga es un punto increíble para conectar con muchas películas que, de otro modo, no tendrían cabida.


¿El cine en español supone competencia?

Es competencia pero enriquece de tal manera que se convierte en un festival internacional. El cine latinoamericano es increíble y estar compartiendo sección da un subidón pero también es competencia porque vienen muy fuertes.


¿Cómo ve su futuro en la industria cinematográfica?

No lo tengo claro. Ahora sigo muy inmersa en el proceso de esta primera película y estoy absorbiendo todo. Pero sí que intuyo un panorama complicado en lo que a levantar películas se refiere.


¿Afecta la situación política actual en Cataluña a la industria?

Sí, afecta. Estamos en un momento complicado en política. Para bien y para mal, en este país las políticas están ligadas a todo, no hay independencia y en el sector de la cultura se está notando. Apetece mucho quedarse aquí y poder trabajar, y hacer proyectos desde aquí y para aquí.


¿Tiene proyectos nuevos?

Tengo muchas ganas de escribir y me estoy controlando porque quiero ver cómo va todo para procesarlo. Tengo una lista de errores de este rodaje para no repetir. Ahora soy consciente de todo lo que cuestan las cosas


¿Por qué hay que ir a ver ‘Yo la busco’?

Porque los dos actores dan un registro y una vida con los que yo no podría estar más contenta y se ve esa naturalidad con la que se miran y se tocan. Es algo real y que sorprende ver en la pantalla. Sobre todo hay que verla por las preguntas que abre la relación de ellos dos.




¿No tienes cuenta? Regístrate He olvidado mi contraseña

Aún nadie ha hecho comentarios. ¡Sé el primero en hacerlo!

X

Regístrate y da tu opinión en

Diario Málaga Digital

Debe contener al menos 8 caracteres, una letra mayúscula y una minúscula y un número He leído y acepto la Política de privacidad
X

Restablecer contraseña

Diario Málaga Digital