http://www.toppiezascoches.es
Málaga Digital

Pasaje de Begoña: Reescribir la historia LGTB al auxilio del Derecho

Liván Soto | Sociedad

11/04/2018 00:51

En 1969 tuvo lugar en el neoyorkino distrito de Manhattan uno de los acontecimientos mas brutales contra la población homosexual y transgénero, en el conocido Bar Stonewall Inn, marcando lo que se llamaría el comienzo del movimiento de liberación LGBT en Estados Unidos y a nivel mundial. Un pasaje de las calles de Málaga, concretamente en Torremolinos, fue testigo de una redada policial con similares características.


La redada del Pasaje Begoña, busca su lugar en la historia de Torremolinos y en la historia del movimiento LGBTI en España. Esta “otra historia invisibilizada” de los años 70 cuenta con sucesos como la aprobación de la Ley sobre peligrosidad y rehabilitación social que establecía penas de 5 años de prisión o internamiento psiquiátrico para los homosexuales, la creación de la primera asociación de defensa de los derechos de los homosexuales en España: Movimiento Español de Liberación Homosexual (MELH) o la edición de Aghois (Agrupación Homosexual para la Igualdad Sexual) la primera revista LGBT, por solo mencionar algunos acontecimientos.


Pero junto a estos hechos debemos nombrar la redada del Pasaje Begoña, acontecimiento que por derecho propio debe ser visibilizado. Durante la madrugada del 24 de junio de 1971 agentes e inspectores policiales bloquearon el acceso al pasaje donde detuvieron cerca de 300 personas y 114 fueron encarcelados. Para algunos diarios como el ABC y La Vanguardia Española, los detenidos no eran mas que «sospechosos de ser drogadictos, mujeres de vida fácil, invertidos y amigos de la propiedad ajena».


Como resultado de este operativo se impusieron también sanciones económicas que oscilaban entre 10.000 y 20.000 pesetas, varios extranjeros fueron deportados y al menos once locales nocturnos fueron clausurados, entre ellos la sala Caramela y el bar Evans por “vulnerar la legalidad y permitir comportamientos licenciosos”



La existencias de estos locales en unos de los tantos pasajes que siguen seccionando el centro de Torremolinos, no fue resultado de una política aceptación y reconocimiento de la homosexualidad en aquella España “casposa, cuartelera y atenazada por el nacionalismo” según advierte el historiador Juan Carlos Usó. En el auge de un turismo europeo y su incidencia económica en la Costa del Sol, había espacio para ese Torremolinos “oasis de convivencia y diversión” en la representación de lo más abierto, moderno y chic de la sociedad española.


En el libro “Adiós, Chueca: Memorias del gaypitalismo” Shangay Lily hace alusión a la redada del Pasaje Begoña, destacando que la permisividad de sus locales vino justificado por cuestiones económicas. “El dinero que dejaba el turismo en un país que vivía en gran parte de ese sector animaba a las autoridades franquistas a mirar para el otro lado en la primera meca gay de España.” Mientras que en el resto del país estos espacios no gozaban de igual permisividad.


Al caminar por el pasaje, que hoy lleva otro nombre, se hace latente la preocupación y el interés de quienes han decidido crear la Asociación Pasaje de Begoña, pues el callejón refleja la perdida del brío y luz que aquella redada empaño.




De la mano de la Asociación Pasaje Begoña y el Grupo Parlamentario Socialista se intenta impulsar el reconocimiento del pasaje como sitio de interés histórico nacional. Actualmente se encuentra en tramitación parlamentaria una Proposición no de ley relativa a la recuperación de la memoria histórica y democrática del Pasaje Begoña como cuna de los derechos LGBTI en Andalucia y España. De aprobarse de esta iniciativa se promoverían las iniciativas y medidas necesarias para recuperar su memoria en virtud de lo previsto en la ley 2/2017, de 28 de marzo, de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, y de la Ley 8/2017, de 28 de diciembre, para garantizar los derechos, la igualdad de trato y no discriminación de las personas LGTBI y sus familiares, en Andalucía.


Recuperar la memoria, la sucesión de hechos desde una mirada crítica con aquella “historia oficial” de la que fuimos excluidos es una herramienta necesaria para identificar los sucesos que no queremos se repitan fruto de la intolerancia, el odio y la represión. Paradójicamente para recuperar esa otra verdad de nuestra historia hoy nos auxiliamos del Derecho, el mismo instrumento normativo que criminalizó y persiguió a los homosexuales en los años setenta.


Hoy una instantánea del Pasaje Begoña es imagen del Cartel del Orgullo Gay de Torremolinos, que lleva por lema 50 Años #siendovisibles. Hoy continuamos luchando por construir un marco de reconocimiento público de aquellas personas y lugares que forman parte de una historia negada, pero donde nunca dejamos de ser visibles.


* Las imágenes de prensa empleadas han sido extraídas del Artículo: Nacionalcatolicismo vs sexo, drogas y rock and roll de Juan Carlos Usó.




¿No tienes cuenta? Regístrate He olvidado mi contraseña

Aún nadie ha hecho comentarios. ¡Sé el primero en hacerlo!

X

Regístrate y da tu opinión en

Diario Málaga Digital

Debe contener al menos 8 caracteres, una letra mayúscula y una minúscula y un número He leído y acepto la Política de privacidad
X

Restablecer contraseña

Diario Málaga Digital