http://www.toppiezascoches.es
Málaga Digital

Málaga revive la sublevación de los malagueños frente a las tropas de Napoleón

 
Recreación histórica de la Asociación Histórica Teodoro Reding

Málaga Digital | Cultura

26/02/2018 11:21

Hace 208 años, Málaga decidió hacer frente a las tropas de Napoleón, y así lo ha recordado este pasado fin de semana la Asociación Histórico-Cultural "Teodoro Reding" por noveno año consecutivo. 


La plaza de la Constitución volvió a 1810 a través de una cincuentena de voluntarios del colectivo ataviados de la época y de la asociación amiga "Arrabal de Puntales" de Cádiz, incluidos los curiosos charranes -interpretados por chicos y chicas del grupo Scout Azimut 674 de Málaga-, que iban de corro en corro intentado oír qué decían los mayores.


Dos años después de la batalla de Bailén, los soldados napoleónicos habían cruzado de nuevo Despeñaperros para tomarse la revancha. A Málaga llegaron las noticias y la falta de acción inmediata de las autoridades fue tomada como pretexto por el coronel retirado Vicente Abello, los hermanos San Millán y el Padre Berrocal para levantar a la gente argumentando que la Junta iba a rendir la ciudad.


Abello, que había sido encomendado para apaciguar los tumultos, hizo todo lo contrario, y acabó aclamado como capitán general, como recreó la asociación desde un balcón del antiguo convento de Agustinas Descalzas, que hizo las veces de antiguo ayuntamiento


?Tras las actividades en Teatinos y la plaza de la Constitución, ayer, domingo, tuvo lugar la tercera y última parte de los IX Actos conmemorativos "Málaga 1810" de la Asociación Histórico - Cultural "Teodoro Reding" con el recuerdo de los hechos en El Perchel, la Ermita de Zamarrilla y La Trinidad, así como la escenificación final de la resistencia y represión napoleónica en la plaza de San Pablo.


Tras el levantamiento del coronel Abello el 24 de enero de 1810, el aclamado como capitán general llevaría a cabo un pésimo plan de defensa frente a las tropas de Napoleón, desaprovechando los recursos que hubieran permitido prolongarla, permitiendo la pérdida de parte del patrimonio malagueño, y, lo que es peor, abandonando a su suerte al pueblo al que había prometido que los soldados galos jamás llegarían a Málaga.


Sin embargo, diversas fueron las muestras de valor, como la del teniente Juan José del Castillo y del Río, abuelo materno de Cánovas, que murió abanderando uno de los movimientos de resistencia aquel 5 de febrero de 1810 en que el Cuarto Cuerpo de Ejército napoleónico del general Horace Sebastiani hizo su entrada en la ciudad; como el colectivo recordó ante la Iglesia de Carmen, donde una placa sufragada por el mismo lo conmemora desde el bicentenario en 2010.




¿No tienes cuenta? Regístrate He olvidado mi contraseña

Aún nadie ha hecho comentarios. ¡Sé el primero en hacerlo!

X

Regístrate y da tu opinión en

Diario Málaga Digital

Debe contener al menos 8 caracteres, una letra mayúscula y una minúscula y un número He leído y acepto la Política de privacidad
X

Restablecer contraseña

Diario Málaga Digital