http://www.toppiezascoches.es
Málaga Digital

Kiko, un ejemplo malagueño de lucha y superación frente al cáncer

 
Kiko ante el hospital Carlos Haya de Málaga Málaga Digital

Álvaro G. Torreblanca | Sociedad

18/02/2018 00:30

Hoy presentamos a un héroe, aunque más bien podríamos hablar de un ejemplo de lucha. Y es que hace algo más de un año (concretamente en noviembre de 2016) Diario Málaga Digital relataba la historia de Kiko, un joven malagueño al que en agosto de ese mismo año los médicos le trasladaban la noticia de que la leucemia acechaba en su organismo.


Tras meses de pruebas y decisiones, y como suele ocurrir en este tipo de enfermedades, una de las primeras pruebas de donación se realiza a través de un familiar y, en esta ocasión, su hermana fue la encargada de aportarle una nueva vida hace ahora un año.


Y, afortunadamente, la donación ha funcionado y, a pesar de que el camino no ha terminado, Kiko confiesa a Diario Málaga Digital que este “primer año de su nueva vida ha sido el mejor”. Y es que, tras haber pasado por el Tribunal Médico, el protagonista de esta historia asegura que “estoy luchando contra el cáncer pero soy la persona más feliz del mundo. Disfruto cada momento”.


Es evidente que un chico tan joven como Kiko y con la vida por delante, aún le faltan pequeñas parcelas que cubrir como su trabajo, ya que está deseando incorporarse de nuevo a su puesto.


Pero si algo tiene claro es que esta lucha contra el cáncer le ha permitido cambiar por completo su mentalidad. “Yo antes pensaba nada más que en el futuro, preocupado por cosas que, para mí, ahora son una tontería e innecesarias. Antes no vivía el presente y eso lo he dejado atrás. Ahora valoro todo muchísimo más, tanto familia, amigos, como simplemente tomar un café”, cuenta.


A pesar de ello, sí que es consciente de que él también se encontraba en esa espiral frenética de la sociedad actual porque es a lo que estamos expuestos cada día. De hecho, “si no vives situaciones que te pongan al límite, es normal que miremos nada más que por nosotros. Si no hubiese visto la muerte a un paso no habría valorado la vida como la valoro ahora. Pensamos que eso nunca nos va a ocurrir a nosotros y yo pensaba así”.


El poder de las redes sociales

La mayoría aún guardamos en nuestra retina ese ejemplo que fue Pablo Ráez con su mensaje aleccionador a través de las redes sociales y que tanto caló en la sociedad de todo el mundo. De hecho, el fenómeno Ráez comenzaba a dar sus frutos justo en el momento en el que la leucemia también aparecía en la vida de Kiko, época en la que Diario Málaga Digital también pudo conversar con el luchador marbellí que tanta repercusión tuvo en las redes sociales.


Y algo parecido le ha ocurrido a Kiko, quien ha podido comprobar cómo su mensaje de vida y esperanza ha llegado a muchos rincones del planeta, sobre todo, a través de Instagram donde asegura que aunque parezca que es "postureo", lo que muestra y transmite en su cuenta es real. De hecho, “hay gente de Colombia, México, Argentina,... que no me conoce de nada, y me dicen que soy un ejemplo, dándome las gracias por mostrar mi vida y decir que me va bien. Yo no me siento así pero si les sirve pues mucho mejor”.


Era inevitable hablar en esta entrevista de Pablo Ráez, luchador al que la suerte no corrió del mismo lado que Kiko. En este sentido, asegura a Málaga Digital que entiende la decisión que tomó Pablo Raéz de dejar de luchar y marcharse a su casa. De hecho, la última vez que coincidió con Pablo "estaba en la sala de espera de la consulta. Él salió y le pregunté qué tal todo y me dijo que todo muy bien. Y realmente era todo mentira, fue cuando él decidió dejar de luchar. Yo me pongo en su situación y no sé qué habría hecho”.


Una situación difícil para Pablo Ráez en la que “con 18 años pasó el cáncer y recayó, y eso significa otro proceso largo y duro. Entiendo que él dijera “hasta aquí”. Pero eso no quita que sea injusto para un chico con 20 años, deportista, sano y con toda la vida por delante. No se lo merece ni él ni nadie”, lamenta Kiko. De hecho, su familia no quiso trasladarle la triste noticia de la muerte de Pablo, pero se informó a través del móvil y “fue un palo, lloré muchísimo”.


Kiko reconoce, además, que ha llorado en la soledad con el objetivo de que su familia no sufriera más en este arduo camino en el que se ha visto involucrada durante más de un año. "En el trasplante tienes que estar solo y aislado en la habitación unas seis horas con ataques de ansiedad, entonces sí, he llorado. No quería llorar pero pensaba “también me lo merezco”", confiesa.


Un pequeño homenaje a su familia

Si para algo ha querido Kiko que sirviera esta nueva entrevista para Diario Málaga Digital, además de lanzar un mensaje de positividad, felicidad y esperanza, es, sobre todo, para rendir públicamente un pequeño homenaje a su hermana, su padre y su madre. Tres elementos fundamentales en este proceso duro de Kiko en el que reconoce que "empecé a pasarlo mal porque veía a mi familia preocupada y ayudándome a mí, y lo pasé muy mal".


Pero si alguien tiene que cobrar protagonismo en esta historia, esa es su hermana. La persona que le ha devuelto la vida a Kiko con un simple gesto como es la donación.


"Siempre estaré en deuda con ella. Yo siempre pienso que no se lo agradezco lo suficiente y ella realmente actúa como si no hubiese hecho nada. No sé qué tendría que hacer para agradecerle tanto". Por esa razón, Kiko se pregunta con los ojos empapados "¿cómo le pago yo la vida?". Y es que realmente sus padres le dieron la vida una vez y ahora ha sido su hermana para que Kiko siga siendo ese chico que en ningún momento pierde su sonrisa. Feliz cumplevida.



¿No tienes cuenta? Regístrate He olvidado mi contraseña

Aún nadie ha hecho comentarios. ¡Sé el primero en hacerlo!

X

Regístrate y da tu opinión en

Diario Málaga Digital

Debe contener al menos 8 caracteres, una letra mayúscula y una minúscula y un número He leído y acepto la Política de privacidad
X

Restablecer contraseña

Diario Málaga Digital