http://www.toppiezascoches.es
Málaga Digital

La historia de Kiko: de pensar en su futuro a luchar por su vida

A este joven malagueño le diagnosticaron leucemia, una enfermedad que ha cambiado su forma pensar y con la que quiere contagiar su positividad

 
Kiko en la entrevista para Diario Málaga Digital Jesús Mérida

Álvaro G. Torreblanca | Sociedad

13/12/2016 23:05

Francisco Javier, o Kiko (como le gusta que le llamen), llevaba una vida completamente normal, como la de cualquier chico de 26 años, hasta que su camino se torcía en el momento en el que se cruza la leucemia el 4 de agosto de este mismo año.

 

Esa mañana, Kiko se levantó a trabajar pero tuvo que pasarse primero por urgencias del hospital de Antequera (localidad donde trabajaba) porque “llevaba un par de semanas con la garganta inflamada, terminaba el antibiótico y no mejoraba”, cuenta a Diario Málaga Digital. Su pensamiento al entrar en el centro hospitalario era un cambio de tratamiento y retomar su trabajo.

 

Nada más lejos de la realidad. La doctora decide, en una primera toma de contacto, realizarle una analítica para comprobar que todo está bien, a pesar de que no transcurrieron ni seis meses de sus últimos análisis. “Entré a las 6 de la mañana y a las 12 del mediodía me llamaron y estaba la médico junto a la hematóloga. Me dijeron que tenía leucemia y que debían trasladarme en ambulancia a Málaga y empezar el tratamiento desde ese mismo momento”.

 

A partir de ese momento, el joven malagueño protagonista de esta historia ve cómo su vida, que tenía normalizada y bien establecida en Antequera, cambia por completo al tener que volver a Málaga, dejando su trabajo y su casa.

 

Kiko trabajaba en Antequera con personas con discapacidad

A pesar de la positividad que demuestra y transmite, Kiko reconoce que esos momentos son “duros, desde el instante en el que te lo dicen, que se lo tienes que decir a tu familia, desde que tengo que empezar el tratamiento,... No sé, es imposible de explicar. Yo desconocía lo que era la leucemia”.

 

Es evidente que una enfermedad de este tipo no sólo salpica a la propia persona sino también al entorno familiar. Por eso, Kiko reconoce que una de las peores cosas que está llevando es su familia. “Yo he llorado dos veces sólo en estos cuatro meses. Ha sido viendo a mis padres durmiendo en un sillón, verlos sufrir, o que mi hermana deje su trabajo en Pamplona y se venga a Málaga por estar conmigo. Es simplemente ver que tu familia y tus amigos sufren por ti”. Pese a ese sufrimiento, la fuerza y la positividad nunca la ha abandonado y asegura que, “en ningún momento he temido por mi vida. Siempre he tenido un pensamiento positivo y siempre he pensado que me iba a curar”.

 

Cambiar el chip

Es evidente que la sociedad en la que vivimos, en muchas ocasiones, no nos deja vivir cada momento y aprovecharlo al máximo, puesto que estamos continuamente pensando en el futuro inmediato e, incluso, a medio y largo plazo. Pero una enfermedad de este tipo hace cambiar el chip, al menos para Kiko. “Yo al cáncer le tengo que agradecer muchas cosas. Aprendes a valorar cualquier tontería. Disfrutas y vives cada segundo del presente, con tu familia y amigos; aprendes a absorber cada segundo. Yo antes andaba trabajando, preocupado por el futuro, cuando de un día para otro acabas luchando por tu vida en la cama de un hospital”, cuenta.

 

Pablo Ráez, un referente

Hace unos meses Diario Málaga Digital hablaba con Pablo Ráez, el joven malagueño, también enfermo de leucemia, que consiguió viralizar su mensaje para concienciar a la sociedad sobre la importancia de convertirse en donante de médula.

 

En este sentido, “Pablo Ráez ha hecho una labor increíble. Ha concienciado a todo un país de lo que es la leucemia y la donación de médula. El día que le conocí lo primero que hice fue darle las gracias”, comenta Kiko con admiración. De hecho, este año la estimación de donantes de médula se ha disparado a niveles que nadie esperaba. “Y realmente es gracias a Pablo”, asegura.

 

El fenómeno de las redes sociales

Lo que empieza siendo una simple publicación como hacemos todos en nuestras redes sociales, puede llegar a convertirse en un fenómeno viral. Eso es lo que le ocurrió a Kiko, quien, sin ninguna intención de dar a conocer su enfermedad, publicó una foto cuando le dieron el alta en septiembre para mostrar su agradecimiento a todas aquellas personas que le habían apoyado. En ese momento, la foto empezó a ser divulgada y llegó a más de 3.000 veces compartida. “Había gente desconocida que me escribía, tenía más 200 peticiones de amistad. Fue una barbaridad”, comenta asombrado.

 

 

“Pablo Ráez ha hecho una labor increíble. Ha concienciado a todo un país de lo que es la leucemia y la donación de médula”

Actualmente, sus seguidores no dejan de crecer. Algo que Kiko ha decidido usar para transmitir su mensaje: “que aunque tengas una enfermedad puedes seguir luchando, que puedes ser feliz, que hay que tener ganas de vivir y no quedarse postrado en una cama ni encerrado en casa”.

 

El desconocimiento de la donación

A raíz del fenómeno viral de Pablo Ráez, la sociedad ha conocido más y mejor el mundo de la donación, sobre todo, de médula. Y es que Kiko reconoce que “es muy difícil concienciar a las personas sobre algo que desconocen. Por eso el caso de Pablo es tan importante. Es muy fácil pero tienes que estar muy seguro”.

 

Y hay que estar seguro porque, de un día para otro, nos pueden llamar diciendo que somos compatibles con otra persona que necesita de nuestra médula. Una llamada que puede producirse pasadas unas semanas, meses, años o, incluso, no producirse. Esta vez, Kiko va a recibir la donación de su padre pero nunca sabemos si, de un día para otro, podemos convertirnos en el donante o el receptor; ahí la importancia de la donación. La cuestión es salvar vidas.

 

 

 

 



¿No tienes cuenta? Regístrate He olvidado mi contraseña

Aún nadie ha hecho comentarios. ¡Sé el primero en hacerlo!

X

Regístrate y da tu opinión en

Diario Málaga Digital

Debe contener al menos 8 caracteres, una letra mayúscula y una minúscula y un número He leído y acepto la Política de privacidad
X

Restablecer contraseña

Diario Málaga Digital