http://www.toppiezascoches.es
Málaga Digital

Esteban Crespo: “Si eres algo en el cine, estás en el Festival de Málaga”

El director madrileño presenta en el Festival su primer largometraje titulado 'Amar', con María Pedraza y Pol Monen

 
El director Esteban Crespo a las puertas del teatro Cervantes Jesús Mérida

Álvaro G. Torreblanca | Festival de Málaga

21/03/2017 00:28

Este director madrileño ya conoce lo que es atravesar la alfombra roja de Los Ángeles gracias a su cortometraje 'Aquel no era yo'. Ahora Esteban Crespo ha vuelto al Festival de Málaga, pero no para ofrecer un nuevo corto, sino para estrenarse en la "primera división", tal y como él menciona el ámbito de los largometrajes. El director internacional presenta 'Amar' una producción, de María Pedraza y Pol Monen, en la que el desenfreno del primer amor y la adolescencia se juntarán con las malas decisiones y los problemas familiares. 


¿Cómo surge el texto de ‘Amar’?

La verdad es que esta película está escrita hace quince años y cuando empecé a escribirla mi intención era contar ese primer amor adolescente, ese amor arrebatador, con el que parece que la vida se te va con cada decisión. Quería mostrar ese momento tan complejo en el que el ser humano, con 18 años, tiene que tomar la decisión de lo que va a querer ser y no se puede equivocar. Y eso te va a marcar el resto de tu vida.


¿Ha sido complicado adaptar el texto de hace quince años a la época actual?

Más que complicado ha sido gracioso. En quince años ha evolucionado todo muchísimo. De hecho, cuando yo escribí el texto los chavales no tenían móviles, llamaban al teléfono de casa (ríe). A la hora de adaptarlo me apoyé mucho en los actores, que tienen esa edad, y les consultaba cómo dirían ellos ciertas frases. A mí me importaba la esencia y no el texto.


¿Qué parte del rodaje ha sido la más compleja?

Curiosamente, al haber varios cortos míos dentro de la propia película, me ha costado mucho el volverlos a rodar porque me di cuenta de que estaba intentando conseguir cosas que ya había conseguido cuando ya había rodado. Ahora había un equipo y unos actores distintos y tenía que dejar que expresaran otras cosas. Y me vi obsesionado buscando lo que ya había encontrado. También ha sido muy complejo el rodar seis semanas y dos días. Nunca había rodado tanto tiempo. He disfrutado mucho.


La película cuenta con dos actores noveles como protagonistas, ¿es una ventaja o un handicap?

Tiene su parte de ventaja y de handicap. La ventaja es el entusiasmo, no tienen vicios adquiridos y se entregan a ti. Luego les falta profesionalidad, recursos,… Pero es una película de chavales jóvenes y era difícil tener gente con una gran experiencia. Lo que me preocupaba era que encontrásemos a los actores apropiados, que fueran el personaje. Es más fácil entender al personaje cuando el actor lo ha vivido.


Hay varias escenas de tono sexual en la película, ¿te has llegado a plantear alguna vez censurar alguna de ellas?

Lo que hemos intentado es ser muy elegante. Ellos nunca han estado desnudos aunque tu imaginación te lleve a pensar que están desnudos pero a mí lo que me interesaba era que esas escenas contaran la relación en distintos momentos. Hemos sido valientes y creo que es nuestra obligación serlo.


Cuando finaliza el montaje y la obra ya está acabada, ¿a qué conclusión llegas?

Realmente yo llevo un año y tres meses trabajando sin parar y sin hacer otra cosa. Entonces tengo unas ganas de soltarla que no te puedes imaginar (ríe). La sensación es que hemos hecho una película honesta y hemos tratado a la juventud con respeto. Muchas veces son más inteligentes que los adultos.


Primer largometraje pero hay ya un gran recorrido detrás. Documentales, cortometrajes..., ¿por qué un largometraje ahora?

En el fondo yo lo estaba buscando desde hace tiempo. Yo seguía haciendo cortos porque me gusta rodar y el largometraje lo hubiese hecho hace quince años. El problema es que a mí me ha tocado un momento de crisis y es muy difícil sacar una película adelante. Tuve que esperar a tener un boom, como fue la nominación al Óscar, para poder hacer este largometraje.


¿Con qué te quedarías?

Es complicado. En el largometraje estás en primera división. Los cortometrajes me gustan mucho porque tienes mucha más libertad y en los largometrajes hay mucha más gente intentando opinar.


¿Cómo es ese momento en el que proclaman tu nominación al Óscar?

Fue una locura. Nosotros estábamos entre los diez cortometrajes elegidos pero sólo podían estar nominados cinco. Entonces quedamos todo el equipo en un bar para verlo. Y estábamos esperando emocionados y muertos de miedo a la vez. Cuando ya salió el nombre fue una locura, todos dando botes. Fue una gran experiencia y muy divertida aunque también dura porque tienes que ir a hacer promoción.


Has participado varias veces en el Festival de Málaga, ¿cómo lo ves ya en su vigésima edición?

Es fantástico y estoy estrenando mi película aquí. Son veinte años y ahora ha dado un giro al cine de lengua española. Goza de una salud tremenda, ves a cantidad de gente que está aquí. De hecho, es que parece que está aquí toda la industria y parece que si no estás en Málaga no existes en el cine. Te das cuenta de que están todos los productores, televisiones, actores... Realmente, si eres algo en el cine estás en Málaga.


¿Próximos proyectos?

Sí. El problema es que tardas tanto en hacer una película que ya tienes a la cola varias. Yo ya tengo una idea para un guión. En esto es importante ir adelantando trabajo, previendo que lo puedes hacer. Y después tengo otra película en preproducción que se llama Black Beach.

?



¿No tienes cuenta? Regístrate He olvidado mi contraseña

Aún nadie ha hecho comentarios. ¡Sé el primero en hacerlo!

X

Regístrate y da tu opinión en

Diario Málaga Digital

Debe contener al menos 8 caracteres, una letra mayúscula y una minúscula y un número He leído y acepto la Política de privacidad
X

Restablecer contraseña

Diario Málaga Digital