http://www.toppiezascoches.es
Málaga Digital

Duelo igualado que termina en derrota para el Unicaja (82-71)

 
Encuentro del Unicaja frente al OAKA de Atenas

Málaga Digital | Deportes

02/12/2017 12:29

El Unicaja plantó cara y firmó un gran partido en el OAKA pese a caer ante el Panathinaikos (82-71) en la décima jornada de la Euroliga, tras un duelo que se mantuvo muy igualado hasta el inicio del último cuarto, cuando Carlos Suárez fue expulsado por una antideportiva y una técnica en dos jugadas consecutivas.


Muy serio el inicio del partido del Unicaja en el OAKA de Atenas. El conjunto malagueño arrancaba arriba en el marcador con 0-4 gracias a las canastas de Augustine y McCallum. No tardó en llegar la reacción de Panathinaikos, con un motivado ex de Unicaja, James Gist. Nedovic respondió desde el 6.75 y una nueva transición culminada por McCallum ponían tablas en el marcador (9-9 m.6).


Los locales comenzaron a defender con más intensidad, circunstancia que le sirvió para endosar un parcial 6 a 0 a los malagueños que complicaban las cosas para los de Joan Plaza a falta de poco más de un minuto para el final del primer cuarto. Pero el Unicaja no se durmió y consiguió cerrar estos diez minutos con un marcador de 16 a 15.


Quería romper el partido el Panathinaikos de Xavi Pascual, pero el Unicaja no lo iba a permitir. Tras 5 a 0 local, los triples de Suárez y Milosavljevic apretaban el marcador hasta el 24 a 23. El partido estaba intenso y se puso de cara para los de Joan Plaza cuando ahora eran los malagueños quienes conseguían ponerse por delante, 28 a 31, tras un tiro en suspensión de Augustine en el minuto 17. La defensa de los del Carpena estuvo a gran altura y eso le permitió al Unicaja irse al descanso 32 a 35.


En la reanudación, dos triples de Nedovic y Dani Díez ampliaron la renta de los malagueños hasta la máxima ventaja del partido (34-41, min.22). En ese momento la irrupción de Calathes, con 11 puntos en este tercer cuarto, volvió a equilibrar el partido y dejó todo por decidir en el último periodo.


A falta de 8 minutos, vino el momento decisivo del partido. Con Unicaja por delante (57-58, min. 32), los árbitros eliminaron a Carlos Suárez, que era el mejor del equipo hasta el momento (y lo fue al final) con 14 puntos con máxima efectividad y 19 de valoración, al pitarle una técnica (que fue doble para él y para Gabriel) y en la siguiente jugada una antideportiva. En ese instante cambió el partido. Un parcial de 10-0 de un Panathinaikos liderado por Pappas, acabó con las esperanzas del Unicaja, que sumó cuarta derrota en Euroliga pese a plantar cara e incluso dominar el encuentro hasta la expulsión de su capitán.




¿No tienes cuenta? Regístrate He olvidado mi contraseña

Aún nadie ha hecho comentarios. ¡Sé el primero en hacerlo!

X

Regístrate y da tu opinión en

Diario Málaga Digital

Debe contener al menos 8 caracteres, una letra mayúscula y una minúscula y un número He leído y acepto la Política de privacidad
X

Restablecer contraseña

Diario Málaga Digital